Fibras Alternativas y otras muy bien aprovechadas

La ortiga, bien conocida por sus efectos dolorosos en la piel humana, crece libremente en zonas boscosas situadas a alturas considerables que no resultan adecuadas para otros cultivos.

Hasta hace poco era el hermano pequeño del lino, pero está despegando con fuerza y vida propia, muy especialmente por sus dotes Ecológicos, Sostenibles y de gran impacto socio económico en áreas necesitadas de desarrollo y que quieren, al mismo tiempo, subirse a la rueda del desarrollo, de las mejoras, y que no signifique sacrificar flora, fauna, entorno y todo lo que sí que es único e imposible de sustituir; pero hay que vivir!!! Y qué mejor que con Alternativas Textiles Ecológicas.

La ortiga Salvaje del Himalaya se cultiva, sobre todo, en Nepal. Las fibras procedentes de la ortiga son utilizas para la confección de gama alta en el Textil. Es una fibra que ayuda a reducir el uso de materia primas, a la conservación de los suelos y contribuye a la sostenibilidad de las comunidades locales que trabajan en ellas.

IMG_8732-Annapurna-III-visto-desde-Ghyaru.CR2_

FOTO NEPAL : https://www.trotaburgos.com/dia-8-upper-pisang-a-manang/

Además, la fibra procedente de la ortiga salvaje del Himalaya es la fibra natural más larga del mundo y es muy flexible. Debido a su estructura hueca, es más lustrosa y fuerte y menos susceptible a arrugarse que otras fibras. De hecho, cuando ha sido procesada, tiene propiedades similares a las de lino. Según muchos expertos, constituye una excelente alternativa a la mayoría de fibras sintéticas e incluso al algodón.
HWF cuenta con una planta para la extracción de fibras en Katmandú, capital de Nepal, que usa materiales locales, maquinaria sencilla y un enfoque sostenible. El agua utilizada para lavar la fibra es reciclada varias veces. De acuerdo con la propia empresa, el proceso extractivo necesita solo 75 litros de agua por kilo de fibra, pero sus técnicos confían en reducirlo un 70% cuando el sistema se actualice. Como contraste, y con datos del WWF, la producción de un kilo de algodón exige el uso de unos 20.000 litros de agua.
• Camira, un fabricante de textiles para decoración asociado con De Montfort University, está estudiando la producción de nuevos tejidos de fibra de ortiga para tapicerías. Su colaboración es resultado del descubrimiento de un nuevo método para extraer las fibras usando enzimas.
• Brennels, una marca danesa que produce prendas a partir de tejidos positivos para el medio ambiente, cuenta con su propia explotación de ortigas, donde sus técnicos han experimentado nuevos métodos para cultivar la planta y extraer la fibra.

Hablando de fibras, cultivos y formas alternativas del uso de algunas tan conocidas como la Seda, tenemos la opción de aprovechar ésta última mucho más allá de la elaboración de Saris y que los Artesanos que compramos a pequeña escala podemos usar en un amplio abanico de colores y grosores.
Los tejidos elaborados en Telares Manuales de Bajo Lizo con este material, consiguen una caída espectaluar, colores favorecedores y ahí va la muestra:

DSC01974 bx DSC01996 bx DSC01998 bx DSC02005 bx DSC02016 Bx, .

Siguiendo con el “hilo” del principio, esta vez recomiendo encarecidamente asistir o, al menos, no perderle la pista, a esta Conferencia:

textil exchange foto

“UNITED BY ACTION: CATALYZING THE SUSTAINABLE DEVELOPMENT GOALS IN TEXTILES”

(Actuación unificada para: Conseguir objetivos de desarrollo sostenible en el mundo Textil)

En su Decimoquinto aniversario la “Textile Exchange” (organización sin ánimo de lucro) se centra en la demanda y el abastecimiento del Algodón orgánico como fuente de inspiración e impulso a un respeto global, que sirva de inspiración para prácticas de desarrollos sostenibles en el mundo textil. Con las últimas investigaciones, tendencias, innovaciones y soluciones.

Con una Agenda llena de emociones y sorpresas: Conferencias, Excursiones y la oportunidad de escuchar y debatir junto a grandes expertos en la materia.

 

Hasta el 15 de Septiembre la tienda permanecerá en modo mantenimiento. Disculpen las molestias.